Wiki Tips and advice Argentina - Español

Guía para limpiar, lijar y pintar rejas oxidadas fácilmente

Las rejas oxidadas y despintadas deterioran el aspecto de tu hogar. Renovarlas es más fácil de lo que parece. Aprendé cómo renovar tus rejas con nuestra guía.

Actualizado

Escrito por Candelaria Valvason

Consejos para pintar rejas oxidadas correctamente

La exposición al sol y al calor agobiante en verano, la humedad típica de las mañanas con neblina, la lluvia torrencial de los meses de otoño: todo eso forma el combo perfecto para ir progresivamente deteriorando el aspecto de las rejas en casa. Mantenerlas limpias y pintadas no solo mejora el aspecto de tu hogar, sino que además, previene que las manchas de óxido dañen a las otras estructuras con las que pueden estar en contacto, como persianas o puertas.

Aprendé en esta guía cómo limpiar y pintar rejas oxidadas en pocos pasos y dejalas como nuevas en un fin de semana.

Cómo limpiar una reja oxidada

El secreto para que tus rejas no se deterioren es darles una buena limpieza cada algunos meses y repasar la pintura una vez al año. Para limpiar una reja vas a necesitar muy pocas cosas:

  • Balde con agua

  • Detergente

  • Esponja

  • Cepillo de cerdas duras

Pasos para limpiar la reja:

  1. Limpiá la suciedad superficial como telas de araña o polvo de tierra. Para eso llená el balde con agua y poné unas gotitas de un detergente como en la esponja que trae una nueva fórmula más concentrada garantizando un máximo rendimiento. Frotá la reja para deshacerte del polvo y demás suciedades.

  2. Limpiá la suciedad más difícil. Poné unas gotas de detergente en el balde con agua, mojá el cepillo de cerdas duras dentro de la solución y frotá la reja. Enjuagá con agua.

  3. Dejá secar bien la reja antes de pintarla. De este modo, la pintura va a poder adherirse bien a la superficie.

Cómo lijar una reja rápido: 4 métodos

Casa nueva, vida nueva y ¿rejas oxidadas? ¡No hay problema! Antes de contarte el paso a paso sobre cómo pintar rejas de hierro, te contamos cuatro métodos para que sepas cómo lijar una reja y dejarla lista para la pintura:

  • Cepillo de alambre: antes de usar cualquiera de los siguientes métodos te recomendamos usar un cepillo para aflojar la primera capa de pintura, óxido y suciedad adherida.

  • Lija gruesa: para las superficies corroídas utilizá una lija de grano superior a 80. Si solo querés igualar la superficie (y no hay óxido) podés usar una lija más fina.

  • Espátula: ideal para remover la pintura que está suelta, rápidamente. Te recomendamos que lijes la superficie luego para que quede pareja.

  • Lijadoras automáticas o amoladoras: si tenés una de estas máquinas en casa son la mejor opción para lijar rápidamente. Siempre hay que comenzar con lijas más gruesas y terminar con lijas más suaves para lograr un acabado parejo.

Cómo pintar una reja oxidada paso a paso

Si después de limpiar la suciedad como te contamos al principio descubrís que la pintura se salió en algunas partes o está descolorida en otras, o incluso, que hay manchas de óxido, hora de aprender unos trucos sobre cómo pintar rejas oxidadas:

1. Protegé tus manos y cubrí las superficies. La pintura puede dañar tu piel. Usá un par de guantes y cubrí los alrededores de la reja con plásticos o diarios. Pegalos con cinta de papel.

2. Retirá los restos de óxido y pintura para que la superficie te quede lisa al pintarla. Usá un cepillo de alambre, una espátula o una lija gruesa y remové toda la pintura y óxido de la superficie. Te recomendamos usar, además, algunas antiparras o lentes protectores.

3. Remové el polvo. Una vez que termines barré bien los restos de polvo antes de volver a pintar.

4. Aplicá un removedor de óxido. Podés conseguirlo en la ferretería. Aplicalo siguiendo las instrucciones en el envase. Uno de los métodos para remover óxido de manera casera que podés usar es el vinagre blanco. Aplicalo con un trapo sobre la superficie, dejalo actuar unas horas y enjuagualo. Dejá que se seque bien la superficie antes de pasar al siguiente paso.

5. Aplicá un fondo antióxido. Antes de pintar te recomendamos aplicar dos capas de un fondo antióxido para evitar que la reja se oxide nuevamente.

6. ¡Hora de pintar!: aplicá dos o tres capas de pintura. Una vez que el fondo antióxido esté seco usá el tipo de pintura que mejor se adapte al diseño y a las necesidades de tu reja. Además de la variedad de colores podés optar por acabados mate, brillosos o rugosos. Nuevamente, seguí la recomendación en el envase para usar la pintura correctamente.

¿Tu reja quedó divina pero tu ropa es una obra de Picasso? Descubrí cómo deshacerte de las manchas de pintura en la ropa en esta guía.

Cómo pintar rejas con una esponja

Si querés darle a tu reja un acabado diferente y original usar una esponja es una buena alternativa. Antes de pintar, seguí los pasos anteriores: limpiá bien la reja, lijá la superficie y aplicá un fondo antióxido. Seguí estos consejos:

  • Usá guantes de látex para proteger tus manos. Tené en cuenta que la esponja va a filtrar la pintura por lo cual puede dañar tus manos si no están protegidas.

  • Elegí una pintura que sea, idealmente, del mismo tono o más oscuro del que tiene actualmente. De lo contrario vas a tener que aplicar muchas manos para que te quede bien.

  • Prepará la pintura siguiendo las recomendaciones del fabricante.

  • Aplicá la pintura sutilmente. Mojá un extremo de la esponja en la pintura, dejá que caiga el exceso antes de trasladarla a la reja. Apoyala con suavidad una y otra vez sobre la reja. Evitá apretarla demasiado para que no te queden pequeños charcos de pintura en la superficie.

  • Dejala que se seque varias horas antes de repetir el proceso (si fuera necesario darle otra mano de pintura).

Ahora que ya sabés cómo pintar una reja de hierro, ¿tenés ganas de dejar tus metales relucientes? En esta otra guía te contamos cómo limpiar el metal plateado para quitarle el óxido y las marcas del paso del tiempo.

Preguntas frecuentes sobre cómo pintar rejas

¿Qué hacer antes de pintar una reja?

Para que la pintura se adhiera correctamente te recomendamos limpiar bien las rejas antes de pintarlas. Para eso poné un par de gotitas de detergente en una esponja, humedecela en un recipiente y frotala por la reja. Para la suciedad más difícil usá un cepillo en vez de una esponja. Enjuagá el detergente utilizando solo agua y dejá que se seque un par de horas. Además, si tiene óxido o restos de pintura será necesario que la lijes antes de pintarla.

¿Qué tipo de pintura se utiliza para pintar rejas?

Para pintar rejas te recomendamos elegir pinturas aptas para exteriores que cuenten con alguna protección anticorrosión. Además, aplicá un fondo antióxido antes de aplicar la pintura para crear una capa protectora adicional.

¿Cómo quitar el óxido de una reja de metal?

Para remover los restos de óxido y pintura te recomendamos comenzar utilizando un cepillo de metal. Pasalo por toda la reja. Después, usá una espátula para remover rápidamente los pedacitos de pintura que estén aún adheridos. Por último, podés lijar a mano utilizando una lija gruesa o usar una lijadora o amoladora. En el caso de usar alguna de estas dos últimas opciones te recomendamos comenzar con una lija gruesa y acabar con una fina para que la superficie quede igualada y lisa para la pintura.

Publicado originalmente